Patagonia desde sus inicios

Patagonia desde sus inicios

Hoy en día, difícil es imaginar el mundo desde el inicio. Acá intentaremos mostrarte una óptica diferente para finalmente aterrizar en la Patagonia, una mirada desde el sur del continente .

A 1491, el viejo mundo se movía entre África, Medio Oriente, Europa y oriente, existiendo ya algunas personas que especulaban con que habría algo mas allá del final del horizonte. Esto, en contraste de los que aún pensaban que la tierra era plana.

Mundo antes de hablar de Patagonia

Así lucia el mundo para los del viejo Continente previo a la llegada de los imperios Europeos a América.

¿Y en América, que sucedía?

Numerosas civilizaciones ya habitaban este hermoso continente, destacando culturas enormemente significativas, en las 3 américas.

  • America del Norte

Esquimales • Ojibwa • Iroques • Sioux • Cheroquis • Navajos • Creek • Apaches

  • America Central

Mexicas • mMyas • Wayuús • Kariñas • Chibchas

  • America del Sur

Incas • Quechuas • Aymaras • Guaraníes • Charrúas • Mapuches

  • Patagonia

Selknam – Aonikenk (Cazadores Nomades) / Yagan – Kawéskar (Canoeros Recolectores)

 

Con la Llegada de Colon a América en 1492, inicia una nueva era. El dominio de los imperios, del hierro, el fuego y el caballo. Dejando subyugados a pueblos originarios con mas 15 mil años de presencia en el continente. Por otro lado, el continente europeo ya tenia algo mas de 75 mil años sobre la tierra, por lo que sus experiencias de lucha, guerra, poder y conquista fueron enormemente avasalladoras ante los nativos amerindios.

Ya desde el Origen, Cuando Américo Vespucio creyó haber llegado a las Indias, nombró a los Nativos Americanos de “Indios”, nombre que luego  difícilmente pudo ser corregido a: Indoamericano, Indígena, Indígena Americano o Amerindio.

Desde que Colón llega a América en 1492, no es sino hasta 1520, casi 40 años después que el navegante Portugués Fernando de Magallanes, descubre la Terra Australis incógnitas, ademas de iniciar la que fuera la primera circunnavegación alrededor del globo.

Con esto damos inicio a un nuevo y mítico lugar sobre el planeta tierra, La Patagonia y la Tierra del Fuego -lugares aún hoy inexploradas-, donde cada rincón esconde algo mágico entre colores y formas, entre nieves, montañas, ríos, lagos y glaciares.

Hoy solo esperamos que hayan disfrutado de esta introducción a Nuestra América y poco a poco iremos bajando al Sur a la Patagonia, tierra de hielos, de vientos, historia y cultura, con un patrimonio natural que te asombrará y te dejará cautivado una y otra vez.

En cada nuevo rincón existe algo interesante y divino que ver, en cada rincón estamos nosotros para tener las mejores experiencias que pudieras desear en tu viaje y estadía en Patagonia. Si te interesa conocer todas las actividades que puedes realizar y deseas diseñar tu experiencia en el Fin del Mundo pincha aquí.

Bienvenidos a #Patagonia.

Bienvenidos a nuestros relatos.

 

 

 

 

Viento, nubes y cielos en la Patagonia

nubes torres del paine

Una de las características principales de la Patagonia es la presencia de fuertes vientos provenientes de la montaña que van del oeste hacia el este, predominando los componentes oeste, noroeste y suroeste con las mayores frecuencias durante el año. Este fenómeno, de fuertes vientos que ocurre en primavera y verano, también incluye la región de Aysén, que es parte de Patagonia. La razón de lo anterior es debido a que el clima de las regiones de Magallanes y de Aysén está marcado por la presencia de altas presiones, como el anticiclón del Pacífico que oscila desde el Ecuador, lo que implica buen tiempo y temperaturas altas de acuerdo a la latitud. Sin embargo, también tenemos la influencia casi diaria de masas de aire frío de baja presión correspondientes al frente polar originado en el continente antártico y que continuamente se está desplazando a la Patagonia. Este frente de bajas presiones incluye áreas como Punta Arenas y Torres del Paine, expresándose siempre en el mar de Drake, paso obligado desde América del Sur hacia la Antártica.

cielo pampa patagonia

Cuando chocan estas bajas presiones con las altas del anticiclón el producto resultante es el fuerte viento en la región. Esto comienza en primavera y termina en marzo con temporales que pueden durar de dos a cuatro días o incluso una semana. Durante los otros meses, especialmente en invierno, los temporales se presentan con menor frecuencia con una duración que puede tener entre ocho y diez horas a una velocidad que alcanza los 100 kilómetros por hora. En términos de máximas, existen récords históricos de 153 kilómetros por hora, registrados en abril de 1993, cuando en Punta Arenas volaron los techos del gimnasio fiscal y del gimnasio de la Universidad de Magallanes. La zona de los canales es particularmente ventosa, donde el viento se logra filtrar a través las montañas pues éstas no son de gran altura, como sí lo son en la cordillera de los Andes.

cielo patagonia

Por otra parte, en el mundo existen unos 12 tipos de nubes, los cuales están casi todos representados en la región de Magallanes. Aquí vemos nubes a distinta altura, nubes bajas algo espiadas o lisas, o nubes altas como los cirrus, ubicados entre los tres y cinco kilómetros de altura. En el nivel superficial se observan nubes como los stratus, nimbus stratus, cumulus y cumulus nimbus, entre los 0.5 kilómetros hasta los dos kilómetros de altura. La presencia de neblina es atípica en la zona, dándose solo entre uno y tres casos al año, cuando debido a cambios en las temperaturas las nubes no alcanzan a precipitar. Otro particularidad de la región se relaciona con la variedad de colores presente en amaneceres y atardeceres, cuyas tonalidades varían del amarillo al violeta debido a un fenómeno óptico conocido como la dispersión de Rayleigh. Esto ocurre por actividad en la alta atmósfera, entre los 30 y 50 kilómetros de altura, donde partículas de color azul comienzan a descomponerse y a interactuar entre ellas, resultando en un hermoso espectáculo natural.